Mapa del sitio RSS Feed Síguenos en Facebook ARCE en Twitter
Sumario
EDITORIAL: No es fácil ser Papa

Lorenzo Gomis

CONSEJO DE REDACCIÓN
El entierro

Rosario Bofill

El encantador Evangelista Vilanova

Joaquim Gomis

Elecciones en el País Vasco

Lorenzo Gomis

TRASFONDO: Qué esperamos del Papa
Desde América Latina

Nicolás Castellanos Franco

Mis cinco peticiones al Papa

VVAA

OJO DE BUEY
Nicolás Castellanos con los pobres de Bolivia

Pere Escorsa

TRASFONDO: 1951: el mundo donde nació ‘El Ciervo’
Los tranvías vacíos

Rafael Abella

Un poco de apertura

Miquel Siguan

La reina del hogar

Rosario Bofill

La mujer ante la ley

Angelina Hurios

Viví feliz en mi pueblo

Montserrat Obiols

La cultura en la Sevilla de entonces

Juan Carlos Aguilar

Una vocación madura

Joaquim Gomis

Una Vespa o un 600

Carlos Dalmau

Una prensa desigual

Josep M. Cadena

Truman vence a MacArthur

Jaime Arias

Una universidad movida

J. A. González Casanova

Una medicina peculiar

José María Dexeus Trias de Bes

Latín y obediencia

Casiano Floristán

El papel del seglar

E. Miret Magdalena

LA BAHÍA: Apartado
VUELTA AL MUNDO
50 años de avances y apuros económicos

Pere Escorsa

El billar, la red y el acuario

Héctor Borrat

Cómo era la izquierda

Toni Comín

Un concilio y dos fronteros

Josep M. Margenat

EL CICERONE: Los que dejaron huella
Joan Gomis

Joaquim Gomis

José Maria Barjau

Lorenzo Gomis

José Ignacio Montobbio

Lorenzo Gomis

Alfonso Comín

J. A. González Casanova

Enrique Ferran

Rosario Bofill

Jordi Maragall

J. A. González Casanova

CRÍTICOS Y CRITERIOS
La ópera crece en salas

Jordi Maluquer

De la excepción a la normalidad

Luis Suñén

Las películas de mi época

Manuel Quinto

LECTORES Y LECTURAS
La biblioteca de mi generación

Carlos Eymar

Críticas de libros del mes
PLIEGO DE POESÍA
El año de gracia de 1951

José Ángel Cilleruelo